Más

    Día Internacional de la Sordoceguera.

    Escrito por Dirección de Comunicaciones y Relaciones Públicas de AIEDI

    Créditos de la foto: Consumer


    El Día Internacional de la Sordoceguera se conmemora el 27 de junio de cada año desde la “Declaración de las Necesidades Básicas de las Personas Sordociegas” en Estocolmo, Suecia, en el año 1989. Esta declaración; además, surgió en homenaje a Hellen Keller, “quien representa a un modelo de persona sordociega exitosa, ya que fue la primera persona con dichas discapacidades que logró graduarse de una universidad” (Gobierno de México 2017)[1].

    El objetivo principal, de esta conmemoración es visibilizar las necesidades de la población sordociega, a fin de implementar estrategias que faciliten su inclusión, así como la atención del gobierno ante las necesidades que presentan las personas con sordoceguera en diferentes ámbitos, como, por ejemplo, en el ámbito ambiental, médico, social y específicamente, en el ámbito educativo. No muchos logran acceder a una educación de calidad[2] por diversas barreras como las debilidades inherentes a la comunicación entre el estudiante sordociego y el personal docente, y la escasez de personal profesional calificado con las suficientes competencias, capacidades y aptitudes en la atención educativa de los estudiantes sordociegos.

    En nuestra legislación nacional, el 1 de mayo de 2010, se aprobó la Ley N° 29524, Ley que Reconoce la Sordoceguera como Discapacidad Única en el Perú. Dicha norma, reconoce como sistemas de comunicación tanto a la dactilología como al sistema braille, además de otros sistemas de comunicación alternativos. Asimismo, establece la necesidad de crear un servicio de guía e interpretación; además reconoce técnicas de orientación y movilidad y otros sistemas de comunicación alternativos validados por el Ministerio de Educación para facilitar el acceso de las personas sordociegas a los servicios públicos[3].

    Con motivo de esta fecha, desde AIEDI presentamos a continuación cuáles son las características de esta discapacidad y cómo impacta en el sistema educativo.

    ¿Qué sabemos sobre esta discapacidad?

    La sordoceguera es una discapacidad que resulta de la combinación de las deficiencias visual y auditiva, la cual se manifiesta en diferentes grados y provoca problemas comunicativos únicos. Las personas sordociegas presentan necesidades específicas debido a la dificultad para percibir, conocer y desenvolverse, por lo que requieren servicios especializados, personal calificado y métodos específicos de comunicación (Fernández-Valderas et al., 2017).

    Las personas sordociegas, según nos señala Álvarez (Álvarez, Daniel; Arregui Noguer Beatriz; Cenjor Españo Carlos; García Dorado Myriam; Gómez Viñas, 2004), presentan dificultad para percibir lo que sucede a su alrededor. Habitualmente requieren de la ayuda de intérpretes de lengua de signos (ILSES).

    Bajo un enfoque en el ámbito educativo, resulta importante destacar el uso de signos y adaptaciones curriculares. Cabe resaltar, que los estudiantes con sordoceguera, como todos, son personas y tienen fortalezas y debilidades inherentes a su persona; no obstante, existen algunas necesidades comunes a todas las personas sordociegas que deben ser consideradas por quienes tienen la responsabilidad de brindar la atención educativa (Riggio et al., n.d.). Las necesidades que pueden presentar van desde los efectos de la pérdida combinada de audición y visión que produce un efecto de aislamiento en los estudiantes sordociegos. Frente a ello, uno de los desafíos que afronta el personal docente no sólo es el sentido de rechazo y aislamiento del estudiante sino en diseñar e implementar estrategias que forje en los estudiantes medios de comunicación a fin de obtener el logro de sus competencias.

    Así, la comunicación será un factor clave que permita el acceso al plan de estudios a través de las formas pre-simbólicas como los gestos y miradas del estudiante, lengua de señas, alfabeto dactilológico tanto a nivel visual y táctil, braille y materiales con sistemas de comunicación alternativa y la lengua de signos que varía en cada país.

    En efecto, para la persona sordociega, la sensibilidad de las yemas de los dedos y de las manos se convierte en un tesoro muy valioso. En ese sentido, uno de los principales investigadores en temas de discapacidad, Michael T. Collins[4], hace énfasis de una “Guía de Recursos para la atención educativa para los estudiantes sordociego”[5], en el cual se identifica que cada equipo docente deberá incluir un profesional especializado en sordoceguera que brinde atención directa, apoyo y capacitación a las familias, profesionales de la educación y terapeutas. Dicha guía fue elaborada por Marianne Riggio y Barbara McLetchie, en memoria de Michael T. Collins. Dicha guía nos brinda diversas recomendaciones en la medida que el personal docente debe contar con las competencias, capacidades y aptitudes para satisfacer las necesidades educativas y de comunicación, así, los estudiantes sordociegos pueden recibir atención educativa de distintos profesionales tales como profesores de educación especial, maestros de clase, profesores de personas con deficiencias visuales y profesores de sordos y con deficiencia auditiva. También pueden ser atendidos dichos estudiantes por fonoaudiólogos, fisioterapeutas y/o terapeutas ocupacionales.

    Finalmente, es preciso señalar el convenio[6] suscrito entre Minedu y Sense Internacional Perú[7] en el marco del Día Internacional de la Sordoceguera. Dicho convenio, tendrá como objetivo la capacitación en un periodo de tres años a 900 docentes que atienden a estudiantes con sordoceguera. Con dicho fin, se implementará el curso virtual “Estrategias para la atención de estudiantes con sordoceguera” que estará dirigido a docentes de educación especial o instituciones educativas inclusivas y se brindará a través de la plataforma PerúEduca con expertos en el tema.

    Referencias:

    [1]Gobierno de México. Recuperado de: https://www.gob.mx/conadis/es/articulos/hellen-keller-dia-internacional-de-las-personas-sordociegas?idiom=es (última consulta el 30 de junio de 2020).

    [2] Fundación ONCE. Recuperado de: https://www.once.es/servicios-sociales/sordoceguera/que-necesitan-las-personas-con-sordoceguera. (última consulta el 30 de junio de 2020).

    [3] CONADIS. https://www.conadisperu.gob.pe/notas-informativas/27-de-junio-dia-internacional-de-la-sordoceguera (última consulta el 30 de junio de 2020).

    [4] Fue director del Perkins School for the Blind , en Watertown, Massachusetts , es la escuela más antigua para las personas con discapacidad visual en los Estados Unidos. https://www.perkins.org/. (última consulta el 30 de junio de 2020)

    [5] Perkins School for the Blind. Recuperado de: http://www.perkinsla.org/es/blog-details.php?id=54&seccion=biblio. (última consulta el 30 de junio de 2020)

    [6] Diario Andina. Recuperado de: https://andina.pe/agencia/noticia-capacitaran-a-900-docentes-atienden-a-estudiantes-sordoceguera-803314.aspx. (última consulta el 27 de junio de 2020).

    [7] http://www.senseintperu.org/. Sense es una organización sin ánimo de lucro con sede en Inglaterra, que se inició en el año 1955 como un grupo de autoayuda y soporte para padres de niños y niñas con sordoceguera. Sense presta servicios especializados, de manera directa, a personas con sordoceguera, sus familias, cuidadores y los profesionales que trabajan con ellos. También apoya a las personas que tienen deficiencias sensoriales con discapacidades adicionales.  La presencia de Sense Internacional en el Perú, se inició en el año 1996 a través del apoyo individual que se brindó a programas de rehabilitación para personas con sordoceguera y con discapacidad múltiple sensorial existentes en el país, y continuó en el año 2004 con la apertura de una sucursal en Lima. En julio del año 2009, Sense Internacional constituyó una asociación autónoma bajo la denominación de Sense Internacional (Perú), con sede principal en la ciudad de Lima.

    Bibliografía:

    Álvarez, Daniel; Arregui Noguer Beatriz; Cenjor Españo Carlos; García Dorado Myriam; Gómez Viñas, P. M. H. E. (2004). La sordoceguera. Un análisis multidisciplinar. In O. Organización Nacional de ciegos españoles (Ed.), La sordoceguera. Un análisis multidisciplinar (1°).

    Fernández-Valderas, C., Macías-Seda, J., & Gil-García, E. (2017). Experiencias de las personas sordociegas sobre la atención sanitaria. Enfermeria Clinica, 27(6), 375–378. https://doi.org/10.1016/j.enfcli.2017.03.011

    Riggio, M., Mcletchie, B., Co-Autores, E., Belote, M., Collins, M., Edelman, S., Kappen, B., Leslie, G., Evans-Luiselli, T., Mason, B., Mcginnity, B., Miller, T., Perreault, S., Silberman, R., Zatta, M., De Contenido, A., Anderson, H., Davidson, R., Peracchio, J., … Pugh, G. (n.d.). Sordoceguera: Guia De Recursos Para La Atención Educativa. 146.

    Últimas publicaciones

    Dirección de comunicaciones y relaciones públicas de AIEDIhttps://www.aiedi.org
    Área encargada de AIEDI de la estrategia de marketing en las redes sociales y página web. También realiza el registro audiovisual de las actividades, así como el establecimientos de alianzas para el cumplimiento de las funciones de la asociación.

    DEJA UN COMENTARIO

    ¡Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Artículos relacionados

    Privación lingüística: el caso de la lengua de señas

    Prácticamente ningún niño oyente es privado de acceso a input lingüístico, y de hecho, se consideraría un crimen serio el impedirle acceso a una lengua. Sin embargo, los niños sordos son privados, regularmente y de manera legal, de acceso a la lengua que les es propia, la lengua de señas.